Asturianu / Español

La recién finalizada celebración del Día de las Letras Asturianas debe marcar un punto de inflexión entre las políticas de gestos y la política de hechos y derechos. Ya está bien de postureo.

Cuando es claro que PSOE y PP no van a modificar su posición respeto a la lengua de Asturies con maties a la hora de aplicar su represión lingüística y cuando ya aburre y molesta el continuo postureo y las declaraciones tan grandilocuentes como inútiles de los que dicen ser favorables al reconocimiento democrático del asturiano, esto es, la Oficialidad -Podemos, IU- se hace preciso romper con esa dinámica de gestos sin hechos y forzar el compromiso de quien, estando en sus manos avanzar en el reconocimiento legal y en la normalización social de nuestra lengua, prefiere quedar en una política de gestos sin hechos.

En ese sentido, las iniciativas dirigidas a iniciar una reforma estatutaria para reconocer la Oficialidad del asturianos parecen adecuadas en un principio, puesto qu es posible iniciarlo contando con 12 diputaso, algo que sobrepasan entre Podemos (9), IU (5) y se supone que FA (3), pero también es cierto que aprobar una reforma del estatuto (ese estatuto impuesto desde Asturies y que jamás permitieron votar al Pueblo Asturiano) hacen falta un mínimo de 27 votos favorables, lo que vuelve nuevamente a dejar en manos de PP/PSOE que sea una realidad. Esto va a suponer que todo ese proceso de "reforma imposible" acabe siendo otra campaña de postureo para el lucimiento de Podemos e IU, que finalizará sin ningún avance, y a costa de más frustración social.

Siendo así, y sabiendo de antemano donde va a llevarnos semejante iniciativa, Andecha Astur plantea que para avanzar en el reconocimiento legal del asturiano es preciso forzar precisamente a aquellos que presumen de defenderlo y lo aprovechan mediáticamente, pero que no hacen nada por ello en su política diaria. Vamos a exigirles que allí donde el Pueblo Asturiano les dio la responsabilidad de representarlo, sean consecuentes políticamente con lo que dicen defender.

Y es que ahora mismo, los ayuntamientos donde esas fuerzas cuentan con el gobierno, forman parte de él, o lo condicionan, los derechos lingüísticos reconocidos legalmente a los vecinos son los mismos que los de los Ayuntamientos del PP o del PSOE: Ninguno.

Estamos hablando de derechos, no de gestos simpáticos como sacar un cartelito en asturiano, la rotulación bilingüe o más subvenciones. Hablamos  de Ordenanzas Municipales de Oficialidad, que reconozcan claramente derechos a los vecinos, siguiendo el ejemplo de ayuntamientos como Bimenes o Noreña. Ordenanzas que no tiene ningún sentido presentarlas allí donde la representación municipal las hace imposible prosperar, y no buscan más que seguir con la política de gestos sin hechos -Avilés por ejemplo- y sí en los que gobiernan o cuentan con mayoría suficiente para que puedan salir adelante, bin con Foro, bien con representantes municipales del PP/PSOE o deotras formaciones cuyo compromiso democrático este por encima del odio a todo lo que sea asturiano.

Ese es el camino. Hay que forzar a la coherencia. Que deje de salir gratis el lucimiento político y que comience a hacerse efectivo allí por donde es posible.

No nos metamos en grescas que sabemos perdidas de antemano y que nada más van a valer para que se luzcan los que aún no han hecho nada, exijámosles a esos profesionales del gesto mediático y la palabra vacía, que cumplan con aquello de lo que presumen. No nos empeñemos en una reforma estatutaria ahora mismo imposible, empeñémosnos en los ayuntamientos, y concretamene en aquellos donde es viable, por lo menos en aquellos donde Podemos e IU son el gobierno, forman parte de él o lo condicionan: Castrillón, Grau, Illas, Llangréu, Mieres, Riosa, Teberga, Uviéu, Xixón.... lo que afecta directamente a más del 70% de la población asturiana.

Avancemos!